Feeds:
Entradas
Comentarios

En algún lugar del régimen, sobre el perímetro que condensa las atribuciones del poder, existe una atmósfera repelente que excluye cualquier atisbo de la realidad; por eso, dentro de la burbuja presidencial, los motivos más contundentes en la toma de decisiones, son la comunión de intereses y el apoyo incondicional…

 

            Los adjetivos que califican y describen a un régimen suelen asignarse en función de las acciones gubernamentales emprendidas, de sus resultados y de los ajustes y reacciones correctivas. En esa lógica, la actuación de Felipe Calderón como mandatario podría describirse como la institucionalización de un compacto círculo de amistades incondicionales, como la oficialización de la impunidad.

 

            A cien días del Acuerdo Nacional para la Seguridad, el único resultado obvio es la desesperanza generalmente compartida: los reclamos públicos de Fernando Martí, Nelson Vargas e Isabel Miranda de Wallace, son la ínfima proporción de todos los secuestros que se cometen en el país; los tres padres de familia, como valerosos denunciantes, conforman un porcentaje microscópico de todos los ciudadanos afectados y  las familias ultrajadas por el secuestro.

 

            Existen más de mil familias en el quebranto moral por las aborrecibles consecuencias del secuestro, pero esa inmensa mayoría no dispone de los recursos para  denunciar públicamente la negligencia de las autoridades. Y aún peor, los tres niveles de gobierno aluden a la denuncia ciudadana como el mecanismo para reducir la criminalidad, pero evaden la cifra negra, ese doloroso porcentaje de los casos no denunciados por la desconfianza en las corporaciones policiacas.

 

            Entre los resultados presentados por el gobierno federal, sobresalen las detenciones de líderes de los cárteles del narcotráfico, desviando deliberadamente la atención hacia esta manifestación de la criminalidad, a la que se han adjudicado todas las culpas y el móvil de todos los delitos.

 

            Pero el índice oficial de la eficiencia en la lucha contra la delincuencia excluye las evidencias de corrupción que involucran a los colaboradores de Felipe Calderón, amigos e incondicionales, como Juan Camilo Mouriño, el fallecido Secretario de Gobernación, y Genaro García Luna, actual Secretario de Seguridad Pública.

 

            Fernando Martí fue contundente cuando lanzó el dilema: o cumplen o renuncian; Nelson Vargas exhibió la podredumbre en las instancias encargadas de la investigación de los delitos; Isabel Miranda de Wallace indicó que “México Unido Contra la Delincuencia” -organismo infiltrado y cooptado por el propio Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública-  monopoliza la información sobre los casos de inseguridad en el país.

 

            Las denuncias, ciudadanas y públicas, terminarán en el cajón de los olvidos, como las cartas de Javier Herrera Valles, ex comisionado de la Policía Federal Preventiva que señaló las anomalías en la Secretaría de Seguridad Pública, ahora sujeto a arraigo.

 

            Es evidente que el criterio rector en el calderonismo es el apoyo incondicional a los incondicionales y que la impunidad es el único adjetivo para describir lo indescriptible; es obvia la existencia de esa atmósfera que repele y excluye cualquier atisbo de la realidad, porque en esa burbuja presidencial, la justicia y la paz social se postergan por  la comunión de intereses y el apoyo incondicional…    

 

.

En algún lugar de la desventura, cuando se percibe una esperanza en el porvenir, justamente en el horizonte de las expectativas, las palabras deben despojarse  de los artificios y los significados deben desnudarse; sólo entonces, el discurso público proyectará la realidad y se extenderá desde el callado suplicio cotidiano hasta la justicia social, desde la marginación hasta la igualdad…

 

Las albricias del triunfo electoral de Barak Obama provocaron el júbilo multitudinario porque llevaban implícito un mensaje de esperanza y reivindicación a las minorías y a los grupos marginados. En todos los rincones de la desventura se anunció el primer gran retroceso de la discriminación y del racismo en el bastión de la xenofobia.

 

El próximo presidente de Norteamérica es la manifestación tangible del sueño americano, la encarnación del anhelo de miles de migrantes que buscan un porvenir mejor en ese país. Sin embargo, todos los asuntos relacionados con las fronteras y los trabajadores migratorios fueron excluidos de los debates y de los discursos durante el proselitismo. 

 

La tendencia de Obama como candidato inició como una respuesta a los reclamos de los familiares de los soldados en Irak,  prometiendo un cambio a los grupos vulnerables, a las minorías marginadas y al sector flagelado por el desempleo y la crisis  hipotecaria. Pero gradualmente, las propuestas se suavizaron conforme la candidatura adquiría fuerza, fondos y simpatizantes. Por eso ahora, ante el umbral del imperio, es imprescindible que Obama incluya en su discurso y en su agenda la reivindicación de la estirpe que lo llevó a la cima del poder.

 

El voto y la simpatía del sector hispano fueron determinantes en el resultado de los comicios del 4 de noviembre: he ahí la razón y la fuerza del proyecto de una reforma migratoria integral que presentará a Obama la Coalición por los Derechos Políticos de los Mexicanos en el Extranjero, cuya propuesta no consiste en la regularización de los ilegales en Estados Unidos, sino en institucionalizar la migración, y eliminar la persecución y la criminalización de los trabajadores migrantes.

 

Este mensaje llegó a Mexicali con la visita de  Alan A. Benjamin, coordinador de The Organizer, periódico afín al Acuerdo Internacional de los Trabajadores y los Pueblos (AITP), y Al Rojas, representante del Frente de Mexicanos en el Exterior, quienes participaron en la Segunda Conferencia Binacional “Globalización Migración/Inmigración” en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), y asistieron a una Mesa de Redacción en el periódico la Crónica de BC.

 

Como representantes de los trabajadores extranjeros en Norteamérica expusieron que aún predominan la explotación y la discriminación, el racismo y el abuso,  el incumplimiento de las prestaciones elementales, y que estas circunstancias se extienden a los convenios conocidos como “Programa de Trabajadores Huéspedes”.

 

Explicaron que el deterioro de las condiciones de trabajo, incluso el fallecimiento durante las jornadas en el campo, son algunas de las consecuencias del pacto entre la Unión de Trabajadores del Campo (United Farm Workers),  el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, y los empresarios del sector agrícola. Los llamados “agribusiness” actualizan las aberraciones de la explotación que se creían superadas.

 

Indicaron que la respuesta del gobierno estadounidense a las movilizaciones multitudinarias del 2006 fue una represión feroz contra los migrantes: redadas, ordenanzas y operativos policiacos fueron implementados para la expulsión masiva de  indocumentados.

 

Por eso ahora, ante Obama, como la figura que concentra las esperanzas de las minorías, esperan que la realidad surja en las líneas del discurso político, que las palabras se despojen de la máscara que oculta el padecimiento de miles de trabajadores desprotegidos, y que los títulos de las reformas y programas designen su verdadera dimensión.

 

Porque en el discurso político las palabras adquieren una cualidad turbia y perversa para encubrir la realidad; por eso,  se aprueban leyes y se implementan programas cuyo objetivo es el antónimo del título; y cuando se dice “apoyo” se promociona la “indefensión”, con el sustantivo “huésped” se ocultan mil y un abusos, por la palabra “amnistía” debe entenderse “persecución”, y bajo el ideal genérico de los “derechos” yacen las aberraciones de la explotación.  

 

Pero las palabras se clarifican en un entorno solidario, se purifican con la velocidad de la empatía y se engrandecen por la coincidencia. Y así,  en el entorno virtual se configura la multitud que el próximo 21 de enero marchará desde todos los rincones de la desventura para exigir un discurso acorde con la realidad, una cita en la agenda presidencial, un rubro en la legislación y un espacio digno en una sociedad que se ha enriquecido explotando a quienes desprecia.

 

En las palabras de Al Rojas, sobresale la necesidad de eliminar las etiquetas despectivas, los estigmas insultantes y los peyorativos, porque la fuerza de trabajo que ha soportado el peso de la economía estadounidense no está formada por hispanos o mexicanos, ni por latinos o sudacas, ni por ilegales o braceros, ni por indocumentados o migrantes: está formada por seres humanos dispuestos a trabajar para ganar dignamente el sustento.

 

La presidencia de Obama representa la realización inusitada de una ficción y es una oportunidad por mucho tiempo esperada; por primera vez, residirá en la Casa Blanca un heredero de la porción de la humanidad históricamente más ultrajada y despreciada, y es ahí, justamente en el horizonte de las expectativas, donde las palabras deben despojarse  de los artificios y los significados deben desnudarse; sólo entonces, el discurso público proyectará la realidad y se extenderá desde el callado suplicio cotidiano hasta la justicia social, desde la marginación hasta la igualdad…

Alquimia social

En algún lugar metódico, donde el rigor científico pondera todos los fenómenos,  entre los porcentajes y las estadísticas existe una excepción incuantificable; el albedrío es ese prisma indefinible que esquiva todas las fórmulas, y es por eso, que aún no existe un mapa de los recovecos de la condición humana…

 

            Los comicios electorales del 4 de noviembre serán la ocasión perfecta para cuantificar lo imponderable. La elección presidencial en Norteamérica no sólo confronta los proyectos de los partidos políticos y la personalidad de los candidatos,  éste ejercicio democrático involucra actitudes del electorado que permanecieron en el sótano del inconsciente colectivo debidamente custodiadas por un ejército de prejuicios.

 

            El predominio del racismo y la supremacía blanca, la extensión de la ignorancia  y la magnitud del conservadurismo a ultranza, han eludido cualquier medición hasta este momento. En una inmensa espiral de silencios, los encuestados ocultaron su verdadera intención de voto; plenamente conscientes de los valores políticamente correctos, los  racistas y ultraconservadores ocultaron el sentido de su voto.

 

            El contraste entre Barak Obama y John McCain trasciende las cuestiones raciales: los comicios electorales definirán la idiosincrasia predominante, el color del inconsciente colectivo. Los norteamericanos también deberán decidir respecto al aborto y la legitimidad de la unión civil entre homosexuales; también definirán las atribuciones de su gobierno y las prioridades de la administración pública. Los matices históricos surgen porque esta elección se materializará el criterio de los estadounidenses en el contexto de una hegemonía decadente.

 

            Estas elecciones se realizarán en medio de la peor crisis económica en la historia norteamericana, cuando se han confrontado dos discursos completamente opuestos y dos personalidades recíprocamente excluyentes: mientras Barak Obama propone la ruptura de paradigmas para reorientar el rumbo de las políticas públicas, John McCain encarna al patriotismo exacerbado y defiende las prioridades de la economía bélica y el dogma del expansionismo.  

 

            Los pronósticos son reservados, porque el comportamiento del electorado norteamericano ha sido impredecible, dando lugar a resultados inverosímiles, como el segundo periodo presidencial de George W. Bush. Además del esquivo factor racial en las encuestas, existe un patrón persistente de fraude electoral, perfectamente implementado y culturalmente asimilado en varias regiones del país. En estas circunstancias, la jornada electoral no solo determinará al presidente y la composición del Congreso, también se evaluará la eficiencia de todo el aparato democrático.

 

El resultado del sufragio popular cuantificará la influencia de los sectores sociales en el porvenir nacional; se consolidará la presencia del sector hispano, o se manifestará públicamente el fervor de los grupos racistas y xenófobos, o se actualizan los perjuicios arcaicos y obsoletos.     Independientemente de quien resulte vencedor, el proceso electoral determinará la composición exacta del pensamiento del pueblo norteamericano.

 

Por  todo eso, el martes será una oportunidad  extraordinaria para la alquimia social: por esta única ocasión, será posible capturar en un matraz el calor de la esperanza, evaporarlo y condesarlo bajo la frialdad de las cifras; en una molécula suspendida se identificarán los enlaces afectivos y las partículas de solidaridad que flotan en el aliento de las minorías; se obtendrá el suero de la identidad y se harán todas las combinaciones posibles; y tal vez, los alquimistas definirán el prisma del albedrío que ha esquivado todas las fórmulas, y  trazarán el primer esbozo de los recovecos de la condición humana…

Índice de perversidad

En algún lugar de la incertidumbre, deambulan versiones de la realidad que carecen de credibilidad y pululan amenazas etéreas e insospechadas, y es por eso, que en el clima de la crisis se desvanecen paulatinamente las posibilidades y las oportunidades se marchitan antes de florecer…

 

            La crisis financiera y la recesión de 1929 son los episodios más escabrosos en la historia moderno, y los fantasmas más siniestros en el mundo capitalista, es por eso que la simple enunciación de esos espectros produce ansiedad y pánico. Pero la debacle económica de un sistema erigido sobre los caprichos del mercado dejó de ser una remota posibilidad, abandonó el ámbito de las elucubraciones, hizo acto de presencia, y todo parece indicar que llegó para quedarse por un buen rato.

 

            El mercado, como punto de convergencia y engrane maestro donde confluyen todos los intereses, es una de tantas invenciones de los seres humanos; pero además, en el duopolio intangible del Debe y el Haber, se agudizan y se magnifican las repercusiones de las intenciones. Un rumor infundado es capaz de disparar el índice de precios y cotizaciones.

 

            El mercado está irremediablemente sujeto a las fluctuaciones de la oferta y la demanda, es altamente vulnerable y su comportamiento depende de la veracidad de la información, de la credibilidad de los participantes, de la certeza de los contratos, del rumbo de las decisiones. Todos estos factores son tan efímeros e insustanciales como el aliento de dragón embotellado al alto vacío, porque la ubicuidad es el ámbito del mercado global y la subjetividad su quintaesencia.

           

            Pero si la naturaleza del mercado es etérea y volátil, sus estragos son definitivamente concretos, mundanalmente típicos, cuantitativamente observables, porque los desequilibrios en las teorías financieras siempre se traducen en abruptos desajustes en la vida práctica.

 

Cuando el mercado entra en crisis  se produce una reacción en cadena, implotan  argumentos, teorías, supuestos, modelos. Deambulan  explicaciones inútiles, diatribas y peroratas enardecidas, que nada remedian, porque el principal factor de riesgo en el mercado global se sustenta en una inequidad colosal: una élite decide el rumbo del mercado, que incide en la calidad de vida del resto del mundo.

 

El factor se agudiza cuando se aplica a los millones de personas que viven en condiciones de pobreza, sea cual fuere el rango o su clasificación. Y si además se ponderan el perjuicio y el quebranto causados a la multitudinaria clase trabajadora por operaciones ultra-mega-hiper-millonarias, y se multiplican por el rango de legalidad de transacciones  inmorales, la resultante será el indicador de un modelo carente de ética y sensibilidad social, excedido de avaricia, paupérrimo en humanidad.

 

Vgrs: la  práctica de la especulación de capitales, productos derivados y  títulos, actividad perversa por naturaleza, es una evidencia de la ubicuidad en que opera el mercado. Sólo en la virtualidad de los valores financieros es posible justificar la legalidad de un acto premeditado, deliberado, alevoso, ventajoso, cuyas consecuencias lesionan a una gran mayoría de incautos. La licitud de los delitos financieros surge por su omisión en las leyes, y la única sanción posible se produce en el territorio de la moralidad.

 

Y ni siquiera eso;  los responsables de la especulación de la moneda en México están debidamente protegidos por el blindaje legaloide del régimen calderonista. Alegando que la especulación no es un delito, esgrimen la responsabilidad en el quebranto económico de millones de mexicanos.  Ahí se comprueba el índice de la perversidad del modelo económico vigente.

 

 ¿Yo?… Se me ocurre que, tal vez, desde el satélite de la metaficción, este capítulo de la vida sobre el planeta Tierra  podría describirse en una alegoría posmoderna de aliento exacerbado. Pero ahora y aquí, en el mundo del lucro, lo ético se opone a lo financiero, lo moral a lo legal, y en estas contradicciones surge una densa incertidumbre que acentúa la jodidez como estrato generalizado y globalizante;  en la virtualidad del mercado global, el dinero  carece de forma, sustancia y color, porque todo es efímero, excepto la angustia causada por la evaporación del porvenir; las decisiones son un privilegio de la élite y las repercusiones la responsabilidad de todos, nadie sabe nada, pero todos se preparan para enfrentar un futuro incierto, deambulan versiones de la realidad que carecen de credibilidad y pululan amenazas etéreas e insospechadas, y por todo eso, en el clima de la crisis se desvanecen paulatinamente las posibilidades y las oportunidades se marchitan antes de florecer…

 

Epidemia global

            

           

             En algún lugar de la globalidad, entre las barras intangibles de códigos binarios, deambulan los espectros de una ideología compulsiva; los estragos de un dogma insulso se materializan en la angustia cotidiana, y las secuelas de los fatuos excesos perturban el porvenir…

 

            La crisis financiera en EUA  amenaza propagarse a todas las economías del mundo con la velocidad de un virus mutante y corrosivo; pero la pandemia global en el reino del mercado también es la consecuencia de una peste vaporosa que infectó la sensatez y distorsionó los valores éticos. La propagación fue incontenible porque el virus pulula en un entorno donde predomina la falacia y circula vertiginosamente a través de imágenes.

 

            En pocos días se materializaron las críticas que se desestimaron en su momento, y ahora, las economías padecen los excesos de la fluidez irrestricta de las leyes del mercado. Pero la debacle del liberalismo globalizado apenas inicia porque la crisis virtual del sector financiero e inmobiliario se ha trasladado al entorno de la economía real. 

 

            El virus que catalizó esta peste globalizada se incubó en el modelo económico estadounidense, sustentado únicamente en volúmenes exorbitantes de producción y en el consumo exacerbado, y las secuelas irreversibles fueron el endeudamiento desmesurado y la insolvencia generalizada.  La salud en las finanzas públicas y privadas se dificulta porque las mutaciones de los mercados superaron la evolución de las leyes que alguna vez intentaron regularlos.

 

 Una recesión aguda en el 2009 es el barrunto generalizado y la evidencia del paroxismo en el reino del mercado es la cauta divulgación de un mensaje contrario al dogma predominante, y ahora ante la crisis se aconseja no adquirir lo superfluo, no comprar lo innecesario, no sucumbir en la fiebre de las compras compulsivas. La crisis del modelo de mercado se ha manifestado en el  desmoronamiento de la idiosincrasia del consumo, y en el mundo concreto y cotidiano ya pocas cosas cuestan realmente lo que valen.

 

            Pero la decadencia del paradigma instituido por la ética del lucro implica un quebranto más profundo que la insolvencia económica; implica un abrupto reajuste en los estereotipos vigentes, y la erradicación de: compulsiones y adicciones, de un estilo de vida y de una forma de percibir el mundo.

 

            La actitud propagada entre los habitantes de la aldea global entronizó al mercado como única constante universal, y la alienación al modelo se lograba a través del consumo como el eje de la actividad económica y como el criterio para definir el éxito en el entorno social. La tecnología es la quimera posmoderna que invadió todas las manifestaciones de la conciencia humana y es el eslabón que encadenó a los consumidores y los sometió al corporativismo mercantil.

 

            Aún en el umbral de la crisis, los modelos de excelencia en el reino del mercado sugerían una vida enfocada al consumo como placer; la prosperidad equivalía a la acumulación de propiedades y el éxito implicaba ostentación.

 

Por las características del entorno, surgió un padecimiento crónico y agudo entre los súbditos del reino del mercado: el síndrome de la globalidad, que se adquiere por la adicción al trabajo, a través del manejo institucional del stress, por contagio de la neurosis colectiva y por la dispersión masiva  de la ansiedad ante una eminente pérdida del empleo. El síndrome se agudiza cuando se asimila la consigna de que es sano vivir con cierto nivel de tensión y que la única realización personal surge por la eficiencia operacional.

 

La manifestación más frecuente del síndrome es la angustia, socialmente compartida, de vivir en la cartera vencida del Buró de Crédito; las deudas contraídas provocan un estrés de alta intensidad, y ante la imposibilidad de pagar una deuda que crece diariamente y por las amenazas de embargo, aparece un círculo vicioso que inicia con el insomnio, lo que provoca crisis nerviosas, que derivan en una depresión, que alimenta a un monstruo invisible que devora la tranquilidad.

 

Ahora, el orden global se transforma minuto a minuto, la idiosincrasia mercantilista se desvanece por la crisis financiera, y la decadencia de los paradigmas de la globalización liberal agrava la atribulada salud mental de los consumidores cautivos del mercado. El secretario del Tesoro estadounidense, Henry Paulson, declaró que “los riesgos que amenazan al entorno económico global son los más graves y difíciles de la memoria reciente”.

           

La amenaza se cierne sobre todos, porque las grandes rupturas se han producido cuando los dogmas intangibles no resisten el rigor de la realidad concreta; los grandes relatos han sucumbido al ras de la tierra por las contradicciones de la condición humana. Hoy por hoy, cuando el reino del mercado se reconfigura, ante la decadencia de una ideología hueca y compulsiva, para combatir la plaga del crédito que asola regiones enteras, el único remedio sensato consiste en invertir las prioridades y otorgar un justo valor al patrimonio  intangible, en conservar intacto el legado íntimo, imposible de cuantificar, y de embargar.

 

El único alivio para los estertores financieros consiste en generalizar la confianza, pero la agonía del estereotipo global debería preceder a una nueva actitud; será necesario reubicar al individuo en el centro de la percepción social, recuperar la felicidad como un derecho inalienable y ejercer en forma masiva la templanza, la compasión  y empatía para resarcir…  los estragos del dogma insulso materializado en la angustia cotidiana, y para cauterizar las secuelas de los fatuos excesos que perturbaron el porvenir…

Laura M. López Murillo

“En algún momento dejé de ver archivos y empecé a ver a personas”

Chelsea Manning

 

            En algún lugar del fanatismo, desde el recoveco de los prejuicios se transmite un código perverso que redefine las percepciones; y así, el mundo se polariza en dos extremos irreconciliables y el adversario es una cosa que debe destruirse…

 

            Una de las estrategias para infundir el odio hacia un grupo consiste en extirpar la esencia humana de los adversarios, reducirlos a objetos con adjetivos denigrantes. Al designar a los enemigos con palabras distintas y ofensivas o identificarlos por una cifra o una clave, se extermina cualquier posibilidad de empatía, de compasión. Así funcionan las tiranías y los fundamentalismos en todas sus modalidades.

 

            Pero el uso perverso del lenguaje no es exclusivo de los ejércitos; la mediocracia también sustituye la naturaleza de las personas o de los eventos con eufemismos que minimizan el impacto de la noticia: desde hace algún tiempo, para describir la muerte de algún delincuente se utiliza el verbo abatir para reemplazar la acción de asesinar. En la guerra emprendida contra el narcotráfico en México, la intensidad del conflicto se reduce a cifras que cada día pierden su significado y contundencia.

 

            La cosificación ha demostrado su eficacia en todas las cruzadas emprendidas a lo largo de los siglos porque los adjetivos concentran el odio y exacerban la violencia: los infieles, los paganos, los herejes, los blasfemos, los luteranos, los rojos, los talibanes, los terroristas, los narcos; y en un proceso alterno y simultáneo, el odio y la crueldad se introducen en las imágenes cotidianas en detrimento de la sensibilidad masiva. Así, nos acostumbramos a la cifra diaria de “elementos abatidos” en la lucha contra terrorismo, contra la delincuencia organizada, contra las buenas costumbres.

 

            Pero todas las estrategias implican efectos inesperados y en la cosificación suele haber epifanías. Sobre todo ahora, cuando los ciudadanos pueden acceder a la Red para desmentir o refutar las versiones oficiales o mediáticas. Por lo general, quienes logran reconocer los efectos de la cosificación se autocensuran, callan ante las aberraciones que presencian y viven en el  martirio que les infringe su propia conciencia; son pocos, muy pocos lo que se atreven a exhibir los estragos de la guerra y cuando lo hacen, son las víctimas del sistema, los traidores de la patria.

 

            Cuando Chelsea Manning se percató de la desigualdad en la guerra de Irak no dudó en darla a conocer al mundo entero. Envió archivos clasificados del ejército norteamericano con el siguiente mensaje: “Este es probablemente uno de los documentos más significativos de nuestro tiempo para levantar la niebla de la guerra y revelar la verdadera naturaleza de los conflictos armados desiguales del siglo XX”.  A través de Wikilealks se divulgó el video “Asesinato Colateral”, entre otros archivos, que revela la actuación de las fuerzas armadas estadounidenses contra la población civil.

 

            Manning fue aprehendido y confinado en solitario durante años. En su última acción ejecutiva, Barak Obama le otorgó la conmutación de la sentencia. Ahora, en libertad, reafirma su convicción por revelar la realidad que suele escabullirse en los titulares de la prensa que  polarizan al mundo en dos extremos irreconciliables y que divulgan el odio sobre el adversario, descrito como una cosa que debe destruirse…

 

 

 

 

Fuentes

 

Shaer, Matthew. (2017). El largo y solitario camino de Chelsea Manning. Recuperado el 18 de junio del 2017, de https://www.nytimes.com/es/2017/06/12/chelsea-manning-entrevista/?mcubz=1

 

Martos, José Ángel. (2014). En la mente del fanático. Recuperado el 18 de Junio del 2017, de http://www.muyinteresante.es/cultura/articulo/en-la-mente-del-fanatico-201464599524

 

EFE. (2017). Chelsea Manning revela porqué filtró información clasificada. Recuperado el 18 de junio del 2017, de http://www.eluniversal.com.mx/articulo/mundo/2017/06/9/chelsea-manning-revela-porque-filtro-informacion-clasificada

 

 

 

 

 

 

Los cinco pilares

“Pues bien, ya que inventamos Dios y Alá, con los desastrosos resultados conocidos, la solución tal vez esté en crear un tercer dios con poderes suficientes para obligar a los impertinentes desavenidos a deponer las armas y dejar en paz a la humanidad.”

José Saramago

 

            En algún lugar legendario, entre los vestigios de la condición humana yace el designio implacable que desató los horrores del infierno y que nos permitió vislumbrar las puertas del paraíso; desde entonces, los mortales buscan la gloria como cruzados o paganos pero carecen de la templanza divina para edificar el paraíso terrenal descrito por todos los profetas en un remanso de paz…

 

Los últimos homínidos de la secuela evolutiva adquirieron la condición humana cuando sometieron el destino de los pueblos al capricho de las fuerzas que desconocían. Pero la evolución es impredecible y a veces, deriva en efectos adversos e impensados; así, la espiritualidad que nos elevó sobre todas las especies en el planeta también nos sumergió en el infierno de la radicalización y el fanatismo convirtiéndonos en el espécimen más despiadado de todos.

 

Los atentados perpetrados y adjudicados por ISIS obedecen a un dogma tergiversado y perversamente divulgado, fundado en el odio y en la guerra (Yihad), es totalmente ajeno a los cinco pilares que rigen la fe del Islám: el conocimiento (Shahada), la oración (Salat), la caridad (Zakat), el ayuno (Siyam) y la peregrinación (Hajj).  

 

Si a la intolerancia exacerbada del fanatismo se agrega la ausencia absoluta de aceptación y pertenencia, el resultado es un individuo radical condicionado por la imperiosa necesidad de manifestar el odio y el resentimiento acumulados. El éxito ISIS para reclutar jóvenes en todo el mundo lo confirma.  

 

Ahora, las huestes de la Yihad se esparcen silenciosas en todos los países, deambulan en todos los credos y superan el estigma de la xenofobia porque sus rasgos ya no coinciden con la imagen étnica de los musulmanes. Las fuerzas de ISIS en Europa, Norteamérica y Latinoamérica están conformadas por jóvenes de todas las nacionalidades, hablan idiomas distintos y pasan desapercibidos porque el único rasgo que comparten es la falta de oportunidades en una sociedad que los ha marginado y excluido.

 

Los militantes en ISIS pertenecen a la generación Millennial, nacieron en las décadas de los 80’s y 90’s, viven conectados en las redes sociales y son expertos en la decodificación de los mensajes implícitos en los videojuegos pero no encontraron una opción que les aportara satisfacción en la sociedad de mercado, fueron víctimas del rechazo en algún momento y casi todos incurrieron en conductas delictivas. No pudieron integrarse a una sociedad regida por la ética del lucro y el dogma del consumismo y cuando se les presentó la oportunidad de manifestar el resentimiento agazapado, no dudaron en abrazar la causa y le entregaron toda su rabia, sus pensamientos y sus obras.  En una secuela insufrible, el terror siempre desencadena reacciones terroríficas: ante la imposibilidad de identificar físicamente a los terroristas potenciales, Francia ha creado una unidad especial para detectar y eliminar a los ciudadanos franceses reclutados por ISIS, en una de las cruzadas más despiadadas de nuestra historia.

 

Ahora, más que nunca, necesitamos la llegada del Tercer Dios invocado por José Saramago, porque la evolución es un proceso inconcluso y la especie humana carece de la templanza divina para edificar el paraíso terrenal descrito por todos los profetas en un remanso de paz…

 

 

 Fuentes

Álvarez, Carmen. (2014). Reclutamiento del ISIS, al alza. Recuperado el 8 de junio del 2017, de http://www.excelsior.com.mx/global/2014/12/14/997577

Bellini, Jason; McDonald, Matt y Stern Joana. (2017). What Major Terrorist in Europe Had in Commnon: Police Files. Recuperado el 8 de Junio del 2017, de https://www.wsj.com/articles/frances-special-forces-hunt-french-militants-fighting-for-islamic-state-1496090116

Bergen, Peter. (2015). Reclutamiento de jóvenes occidentales: el arma de terror de ISIS. Recuperado el 8 de Junio del 2017, de http://cnnespanol.cnn.com/2015/11/15/reclutamiento-de-jovenes-occidentales-el-arma-de-terror-de-isis/

Cano, Luis. (2017). La Unión Europea cada vez más musulmana. Recuperado el 8 de junio del 2017, de http://www.abc.es/sociedad/abci-union-europea-cada-mas-musulmana-201602190414_noticia.html

El-Ghobashy, Tamer; Abi-Habib, María y Faucon, Benoit. (2017). France’s Special Forces Hunt French Militants Fighting for Islamic State. Recuperado el 8 de junio del 2017, de https://www.wsj.com/articles/frances-special-forces-hunt-french-militants-fighting-for-islamic-state-1496090116

Gómez García, Luz. (2016). Musulmanes europeos. Recuperado el 8 de junio del 2017, de http://elpais.com/elpais/2016/07/14/opinion/1468525236_653947.html

Segall, Laurie. (2014). Las tácticas de reclutamiento de ISIS: redes sociales y videojuegos. Recuperado el 8 de junio del 2017, de http://cnnespanol.cnn.com/2014/09/30/las-tacticas-de-reclutamiento-de-isis-redes-sociales-y-videojuegos/#0

Taefeeq Mohammed y Carter, Chelsea. (2014). ISIS aumenta el reclutamiento de jóvenes en áreas sunitas de Iraq. Recuperado el 8 de junio del 2017, de   http://cnnespanol.cnn.com/2014/08/10/isis-aumenta-el-reclutamiento-de-jovenes-para-en-areas-sunitas-de-iraq/

“Los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas,

porque los optimistas están encantados con lo que hay.”

José Saramago

 

            En algún lugar vulnerable, donde se agudizan los efectos del progreso emerge la amenaza incontenible que pulveriza todos los indicadores y devasta todos los argumentos: no habrá régimen ni presupuesto que logre impedir la reacción de un planeta herido…

 

            Entre los rasgos que definen al naciente del siglo XXI están el reconocimiento de los errores cometidos en la incesante fabricación del futuro y la pesadumbre por los horrores cometidos en la perversa manufactura del consenso; en esta época emerge el afán por la rectificación del proyecto que alguna vez inició con los más altos ideales, ahora tergiversados por el lucro y el dominio.

 

            Ahora cobran relevancia la ponderación de los daños infringidos al planeta desde la segunda revolución industrial y la imperiosa urgencia de revertirlos. En este momento histórico se redefinen los indicadores del éxito y los parámetros de la felicidad y se confrontan dos visiones divergentes: las inercias, como impulso hacia la rectificación de los errores y la extinción de los prejuicios; y las resistencias que glorifican la ética del lucro como justificante de la devastación, en todas sus manifestaciones.

 

            La decisión de la administración Trump de abandonar el Acuerdo de París ejemplifica la visión obtusa y decadente que privilegia los efectos financieros, la consolidación del capital a cualquier precio ignorando los daños al ambiente. Las reacciones de mandatarios, líderes y organizaciones comprometidos con la protección del ambiente revelan el cambio en el paradigma mundial.

 

            Pero el surgimiento y el avance de los paradigmas nunca es uniforme: mientras medio mundo condena la resistencia de Trump para abandonar la era de los hidrocarburos y se repudia la visión obtusa de este atorrante que niega los innegables efectos del cambio climático, en Baja California aún se justifica el deterioro del ambiente con las cifras de una inversión que ya deterioró los ecosistemas donde se ha instalado.

 

            Los argumentos que pretenden justificar la instalación de la cervecera Constellation Brands y la construcción del acueducto que atendería sus requerimientos de agua, son meramente económicos expresados en cifras que exceden los seis dígitos pero que omiten el daño irreversible y el dispendio de recursos no renovables. En arcaísmos galopantes, se alude a los indicadores de la competitividad para demeritar la resistencia ciudadana, se asumen como propias las ganancias de una empresa que toma al Valle de Mexicali y a sus residentes como insumos en la fabricación de millones de litros de una cerveza que se venderá en el sur de Norteamérica, en estados que no hubiesen permitido, mucho menos, promocionado, la instalación de la cervecera en su territorio.

 

            Afortunadamente y contra todos los pronósticos, la ciudadanía asumió la protección del Valle de Mexicali y la defensa de su derecho al agua como una convicción imperativa. Tras las manifestaciones masivas del rechazo a la cervecera surge el Comité de Defensa Ciudadana del Agua, Ecología y Medio Ambiente en el Valle de Mexicali como el contrapeso a las decisiones gubernamentales que ignoran las necesidades de los habitantes. Ahora, es momento de configurar la presencia de los ciudadanos en el espacio público para atender al imperativo vital de nuestro tiempo y reparar los errores perpetrados por el despiadado afán de lucro; si persisten los pesos y centavos como argumento, no habrá régimen ni presupuesto que logre impedir la reacción de un planeta herido…

 

 

Fuentes

 

Animal Político. (2017). Trump cumple su amenaza: saca a EU del Acuerdo de París sobre el cambio climático. Recuperado el 4 de junio del 2017, de http://www.animalpolitico.com/2017/06/trump-cambio-climatico-paris/

Domínguez del Hoyo, Alejandro. (2017). Entre insultos cambia directiva del Congreso. Recuperado el 4 de junio del 2017, de https://www.lavozdelafrontera.com.mx/mexicali/entre-insultos-cambia-directiva-del-congreso

http://internacional.elpais.com/internacional/2017/05/31/estados_unidos/1496238308_555328.html

IMCO. (2016). Índice de Competitividad Estatal 2016. Recuperado el 4 de junio del 2017, de http://imco.org.mx/competitividad/indice-de-competitividad-estatal-2016/

Krugman, Paul. (2017). La energía de Trump: poca y sucia. Recuperado el 4 de junio del 2017, de https://www.nytimes.com/es/2017/05/30/la-energia-de-trump-poca-y-sucia/?rref=collection%2Fsectioncollection%2Farchive

Martínez, Gabriela. (2017). IP respalda construcción de cervecera en Mexicali. Recuperado el 4 de junio del 2017, de  http://www.animalpolitico.com/2017/06/trump-cambio-climatico-paris/

NYT. (2017). Trump abandona el Acuerdo de París, pero el resto del mundo reafirma su compromiso. Recuperado el 4 de junio del 2017, de https://www.nytimes.com/es/2017/06/02/trump-abandona-el-acuerdo-de-paris-pero-el-resto-del-mundo-reafirma-su-compromiso/?rref=collection%2Fsectioncollection%2Findex

Olvera, Dulce. (2017). Al mundo le gusta la cerveza de México… pero a las cerveceras, beberse el agua de los mexicanos. Recuperado el 4 de junio del 2017, de http://www.sinembargo.mx/26-05-2017/3223205

Pereda, Cristina. (2017). Qué ocurre con el Acuerdo de París tras el abandono de Estados Unidos. Recuperado el 4 de junio del 2017, de

Pozzi, Sandro. (2017). Las discutibles razones económicas de Trump para dejar el acuerdo de París. Recuperado el 4 de junio del 2017, de http://internacional.elpais.com/internacional/2017/06/02/actualidad/1496403372_272726.html

  1. (2017). Trump retira a EE.UU. del histórico acuerdo sobre cambio climático: ¿Por qué debe preocuparle? Recuperado el 4 de junio del 2017, de https://actualidad.rt.com/actualidad/239936-trump-acuerdo-cambio-climatico-peligros

Uniradio. (2017). Anuncian conformación del Comité de Defensa Ciudadana del Agua. Recuperado el 4 de junio del 2017, de http://www.unimexicali.com/noticias/mexicali/479333/anuncian-conformacion-del-comite-de-defensa-ciudadana-del-agua.html

Uniradio. (2017). Constellation Brands no tiene permisos ni los tendrá, asegura Blásquez. Recuperado el 4 de junio del 2017, de http://www.uniensenada.com/noticias/mexicali/479330/constellation-brands-no-tiene-permisos-ni-los-tendra-asegura-blasquez.html

Uniradio. (2017). Manifestantes califican de ecocidas y corruptos a diputados de BC. Recuperado el 4 de junio del 2017, de http://www.uniradionoticias.com/noticias/mexicali/480611/manifestantes-califican-de-ecocidas-y-corruptos-a-diputados-de-bc.html

Villamil, Jenaro. (2017). Mexicali se rebela contra la corrupción. Recuperado el 4 de junio del 2017, de http://www.proceso.com.mx/475950/mexicali-se-rebela-contra-la-corrupcion

 

“Precisamente porque el mundo no es como nos gustaría que fuese,

 tenemos que intentar inculcar ideales de transformación y de reforma”.

Fernando Savater

 

            En algún lugar académico se ensamblaron visiones y se vincularon argumentos en una feliz convergencia: la imperiosa necesidad de recuperar las convicciones que se han desvanecido y reconstruir la volátil figura de la ciudadanía…  

 

            En una de las mesas iniciales de los Diálogos para la Cultura Cívica, convocada por el INE, participaron académicos y organizaciones civiles, representantes de los partidos políticos y funcionarios de gobierno. Los matices del encuentro fueron cordiales y asertivos superando la insidiosa, y odiosa, atribución de culpas y el punto de partida fue el desencanto galopante de la democracia, en todas sus manifestaciones:

 

            Los mexicanos no creemos en las instituciones ni en el información pública y desconfiamos de todos; perpetuamos los prejuicios que han lastimado a los grupos vulnerables; hemos asumido la corrupción como una fatalidad irreversible; arreglamos en mundo con una taza de café porque estamos convencidos de que no somos la causa ni la solución de los problemas; los avances en  la tecnología de las comunicaciones nos permiten eludir la realidad porque el esparcimiento desplazó a la información en el orden de prioridades.

 

Si el diagnóstico inicial se conforma de cifras y datos insufribles, las aportaciones de los dialogantes revelaron otras aristas del problema: la aguda distancia entre las generaciones, la ausencia de figuras emblemáticas y modelos de excelencia que guíen la conducta de los jóvenes, la incongruencia entre el discurso y la práctica, la tergiversación de la democracia que la reduce a las urnas y la identifica con la administración pública, por citar algunas.

 

Éste esfuerzo es una respuesta a la secuela de fracasos que nos han conducido a la apatía y a la desconfianza y debe entenderse como una retrotopía, como la reacción inevitable a la distopía que nos aflige y cuyo menester es rectificar los errores con los valores olvidados de un pasado malogrado, como lo vislumbró Zygmunt Bauman poco antes de morir. 

 

Una de las manifestaciones de la retrotopía es romper con los prejuicios y los estereotipos que infunden odios infundados. Con este objetivo se realizó la Librería Humana en los jardines del Cetys, campus Mexicali. Y con este anhelo, debemos emprender la búsqueda de las afinidades que nos hermanen, reencontrarnos con nuestros semejantes para hilvanar los nexos que se han roto en el tejido social.

 

La retrotopía es un esfuerzo que nos involucra a todos que trasciende las aulas y los recintos oficiales para sensibilizar a las conciencias obtusas y acariciar a los corazones apáticos. Por lo pronto, ahí está la convocatoria del INE como una oportunidad para intervenir en la reconfiguración de nuestra sociedad, ahí estarán los espacios para el reencuentro con nuestros conciudadanos, para compartir preocupaciones y proponer alternativas, aprovechémosla.

 

Atendamos a esta invitación para darle forma y consistencia al discurso, para evitar que este esfuerzo se convierta en un simulacro más, para predicar con el ejemplo, para ensamblar visiones y  vincular argumentos, para coincidir felizmente y recuperar  las convicciones que se han desvanecido y reconstruir la volátil figura de la ciudadanía… 

 

Fuentes

 

Bauman, Zygmunt. (2017). Retrotopía. México: Editorial Paidós Ibérica.

 

INE. (2016). Estrategia Nacional de Cultura Cívica 2017-2023. México: Instituto Nacional Electoral.

 

INE-COLMEX. (2015). Informe País sobre la calidad de la ciudadanía en México. Instituto Nacional Electoral

“Todo nuestro trabajo tiene sentido si heredamos a nuestros alumnos alegría para soportar los fracasos y avidez para buscar cosas nuevas de la vida”

Alberto Gárate Rivera

 

En algún lugar de la geografía humana, entre las espirales del mandato genético existe un rasgo inmutable, imperturbable: una pizca de la eternidad, un átomo curioso e inquieto, una molécula de luz, que nos impulsan a transmitir, una y otra vez, el relato que nos describe…

 

Dicen los que saben que nuestra especie superó a todos los seres vivos del planeta cuando la chispa de la curiosidad desencadenó el razonamiento pero enfatizan que la condición humana surgió con el primero de los memes: el afán de compartir las experiencias, los temores y los sueños. Como siempre y desde entonces, en la enseñanza y el aprendizaje se realiza el esfuerzo humanizante por excelencia.

 

Somos humanos por la generosidad que nos impulsa a transmitir lo aprendido y este atributo nos enaltece cuando la humildad nos hace reconocer que la vida es una incógnita inmensa. Y desde la caverna hasta nuestros días, el avance intelectual es impensable sin la figura del maestro: la presencia que guía y corrige sin invadir el ámbito de la paternidad, la voz que alienta la curiosidad “para descifrar el brillo de las estrellas”, el punto de apoyo de las ideas que cambiarán al mundo.

 

            Debo precisar que esta descripción es ajena a todos los conceptos que restringen la enseñanza a un ámbito laboral porque lo que intento definir es la docencia como el arte de enseñar, como la convicción que derriba los límites para liberar la mente y la vocación que elude todos los contornos, que se “sale de la caja”, y prodiga el aliento temerario para  “participar en la formación de otra persona”; es el motivo insólito por el cual una promesa se inventa y se reinventa, en cada clase, en cada curso, en cada consejo, una y otra vez, en un relato de largo aliento porque el impacto de la docencia, en todas sus manifestaciones, se produce mucho tiempo después cuando aparecen nuevas soluciones, enfoques diversos o capítulos inauditos inspirados en la cátedra, como lo explica Alberto Gárate Rivera en su tesis “El educador iluminado”.  

 

Son las palabras del maestro las que trascienden los muros del aula en un eco que alentará e inspirará la búsqueda de nuevos horizontes.  Y si la vida es una secuencia interminable de aprendizajes, la docencia exige adaptabilidad a todos los cambios y el ánimo para reubicar los hitos y las metas, para entender los designios de cada generación y perpetuar el rasgo inmutable de nuestra especie que nos impulsa a transmitir, una y otra vez, el relato que nos describe…

 

Con mi sincero reconocimiento a todos los que asumen la responsabilidad de enseñar, y mi total agradecimiento a Cetys Universidad por la oportunidad que me brinda para participar en la formación de los artífices del mañana. 

 

 

 

 

 

Fuentes:

 

Gárate Rivera, Alberto. (2017). El educador iluminado. México: Cetys Universidad.

 

Valls Esponda, Jaime. (2017). La docencia como profesión. Recuperado el 14 de mayo del 2017, de http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/articulo/jaime-valls-esponda/nacion/2017/05/9/la-docencia-como-profesion

 

 

 

 

 

           

En algún lugar festivo, entre las alabanzas y los aplausos emerge un eco trepidante, un duelo compartido que desdibuja las arengas triunfalistas y perturba el vano afán de imponer una falacia en el altar de las verdades…   

 

            La libertad de expresión fue el motivo de manifestaciones totalmente discordantes en el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Mientras el presidente Enrique Peña Nieto “celebraba” que el debate de las ideas y el cuestionamiento a los gobernantes se realiza libremente en nuestro país, el júbilo desaparecía ante la contundencia de una realidad omitida en el discurso oficial: Carlos Lauría, coordinador para América del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), afirmaba que la profunda crisis de la libertad de expresión impide un “debate abierto, agresivo sobre los temas que más afectan a la población, lo que está dañando la salud de la democracia”, y la embajadora Roberta Jacobson enfatizaba que la cifra “escalofriante” de periodistas asesinados en México es “una realidad implacable que hace difícil encontrar palabras celebratorias”.

 

El triunfalismo presidencial tampoco logró refutar las cifras de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que ubican a México en un rango de peligrosidad extrema para el ejercicio del periodismo, apenas superado por Siria y Afganistán. La falta de seguridad y garantías para el desarrollo del periodismo crítico provocaron el cierre del periódico El Norte de Ciudad Juárez como lo expuso Óscar Cantú Murguía en la carta abierta de la que fue la última edición impresa (apenas el 2 de abril de este año), tras el asesinato de la periodista Miroslava Breach Velducea.

 

            La aureola de la tolerancia que se adjudica el régimen desaparece con la interpretación parcial de las leyes; lo ilegal, lo amoral y lo anti ético es legitimado por la mediocracia cuando lo divulga como si fuera la opinión predominante.  El conflicto entre Carmen Aristegui y MVS es el ejemplo más vergonzoso de la intolerancia oficial: en el desplegado público de Noviembre del 2016, el presidente de MVS Comunicaciones, Joaquín Vargas, expuso que el prólogo escrito por Aristegui para el libro “La Casa Blanca de Peña Nieto”, constituye un “exceso en la libertad de expresión y de información” causando daño a los “derechos de personalidad, honor y prestigio”, citando la sentencia dictada por el Juez de Primera Instancia del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

 

Lo que hace años fue la celebración de libertades inexistentes o incipientes ahora provoca la indignación generalizada y el  discurso oficial ya no opaca los matices de la libertad de expresión como una convicción temeraria; en uno de los recovecos del progreso, el acceso a la información por vías alternativas  aliviará los estragos de la censura y romperá la espiral del silencio, y así,  la verdadera opinión pública desdibujará las arengas triunfalistas y perturbará el vano afán de imponer una falacia en el altar de las verdades…   

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes

 

 

Ahmed, Azam. (2017). ‘Es muy fácil matar periodistas’: La crisis de la libertad de expresión en México. Recuperado el 6 de mayo del 2017, de https://www.nytimes.com/es/2017/04/29/matar-periodistas-mexico-veracruz/?em_pos=large&emc=edit_bn_20170501&nl=boletin&nlid=78078407&ref=headline&te=1

Aristegui Noticias. (2017). “Profunda crisis de libertad de expresión” en México: Lauría en CNN. Recuperado el 6 de mayo del 2017, de http://aristeguinoticias.com/0405/mexico/profunda-crisis-de-libertad-de-expresion-en-mexico-lauria-en-cnn/

Aristegui Noticias. (2017). En México, “zonas de silencio, autocensura e impunidad”: Jacobson. Recuperado el 7 de mayo del 2017, de http://aristeguinoticias.com/0305/mexico/en-mexico-zonas-de-silencio-autocensura-e-impunidad-jacobson/

Blanco, Juan M. (2017). Los perversos mecanismos que conducen a la autocensura. Recuperado el 7 de mayo del 2017, de https://www.revistamira.com.mx/2017/04/06/los-perversos-mecanismos-que-conducen-a-la-autocensura/

Calvo Roy, José Manuel. (2006). Vargas Llosa: “El periodismo es el mayor garante de la libertad”. Recuperado el 7 de mayo del 2017, de http://elpais.com/diario/2006/10/13/sociedad/1160690409_850215.html

Cantú Murguía, Oscar. (2017) ¡Adiós!  Recuperado el 7 de mayo del 2017, de http://nortedigital.mx/adios/

Díaz, Gloria Leticia. (2017). “Padece México una crisis de libertad de expresión”: Carlos Lauría. Recuperado el 6 de mayo del 2017, de http://www.proceso.com.mx/484862/padece-mexico-una-crisis-libertad-expresion-carlos-lauria

Jakobson, Roberta. (2017). El silencio ensordecedor. Recuperado el 7 de mayo del 2017, de http://www.jornada.unam.mx/2017/05/03/opinion/017a1pol

La Tribuna. (2017) ¿Qué de la libertad de expresión? Recuperado el 6 de mayo del 2017, de http://www.latribuna.hn/2017/05/04/la-libertad-expresion/

Notimex. (2017). Libertad de expresión, pilar de la democracia mexicana: Peña Nieto. Recuperado el 6 de mayo del 2017, de  http://www.excelsior.com.mx/nacional/2017/05/05/1161621

Sputnik. (2017). SIP: Cierre de periódico en México muestra autocensura por ataque a periodistas. Recuperado el 7 de mayo del 2017, de https://mundo.sputniknews.com/americalatina/201704051068117690-prensa-asesinatos-miroslava-breach/

Villamil, Jenaro. (2016). Aristegui “excedió su libertad de expresión”: Joaquín Vargas. Recuperado el 7 de mayo del 2017, de http://www.proceso.com.mx/461622/aristegui-excedio-libertad-expresion-joaquin-vargas

 

 

 

“Aquello que sale del corazón, lleva el matiz y el calor de su lugar de origen.”

Oliver Wendell Holmes

 

            En algún lugar evanescente, desde la bruma de un pasado fantasmal emergieron las figuras que permanecían en el olvido; la encarnación de una realidad omitida se produjo cuando el cúmulo de angustias y nostalgias adquirió la contundencia de una cifra… 

 

            Los migrantes fueron figuras fantasmales en las políticas públicas durante décadas y sexenios como si al cruzar ilegalmente la frontera se les despojara la pertenencia a la mexicanidad y sólo existieron como un vago recuerdo en el corazón de quienes los vieron partir sin esperar su regreso. Literalmente: la figura del migrante se ganó su lugar en la administración pública con el sudor de su frente porque aparecieron en las cifras oficiales bajo el rubro de las remesas hasta que el monto de los envíos se ubicó como una las principales fuentes generadoras de divisas.

 

Los registros del Banco de México indican que “durante los últimos años, nuestro país ha sido la cuarta economía receptora de remesas en el mundo y que el ingreso por este concepto tiene un impacto muy positivo en millones de hogares receptores”. Ahora, cuando la administración Trump emprende una cruzada contra los migrantes indocumentados, el envío de remesas registró su nivel más alto debido al temor galopante ante posibles restricciones en el futuro y por su cuantía, ameritaron la solidaridad nacionalista de las autoridades hacendarias mexicanas que se han comprometido a defender el libre flujo de dinero.

 

La deportación de dreamers es una contingencia que exhibe la carencia de programas oficiales para su inserción en la patria de sus ancestros y confirma la esencia fantasmal de estos personajes que ahora encarnan como una oportunidad para aprovechar sus estudios, su disciplina y sus habilidades en el sector productivo. Como una prioridad emergente, se les ofrecen las oportunidades que sus padres no encontraron.

Sin embargo, hay un factor que no se contempla en el presupuesto ni en las políticas públicas porque no es cuantificable. La migración es una condición imperecedera y recurrente porque la única certidumbre del migrante es su extranjería, el registro indeleble del hogar que los distingue de los nativos: el acento en sus palabras y la tonalidad de su carácter podrán atenuarse pero jamás se extinguen; con la nostalgia a cuestas buscan la aceptación en un ambiente desconocido y adoptan nuevos usos y costumbres, y así, el lugar que los recibe se impregna en ellos para hacerlos diferentes de los oriundos que dejaron atrás.

Y esta paradoja, saberse extranjero en el lugar donde se reside pero también en el lugar del origen, se intensifica en los dreamers: si los migrantes se llevaron el matiz de su terruño al extranjero, los dreamers no portan añoranza alguna porque la madre patria es un paisaje impreciso, un recuerdo heredado de sus padres, pero ajeno. La inscripción emocional en su personalidad se produjo en el ambiente norteamericano y ahora serán extranjeros en la tierra de sus padres, aquel hogar del que no pidieron salir y al que no ansían volver.  Y éste, es uno de los capítulos más esquivos en las cuestiones de la pertenencia porque la extranjería imperecedera es un rubro etéreo, un cúmulo de angustias y nostalgias evanescentes que jamás adquieren la consistencia de una cifra… 

 

Fuentes

 

AFP. (2017) ¿Qué pasa con los migrantes en la era Trump? Recuperado el 29 de abril del 2017, de http://www.milenio.com/internacional/donald_trump-migracion-cien_dias-muro-usa-mexico-presidente-milenio_0_947305337.html

Caballero, José Luis. (2017). 11 datos sobre el envío de remesas a México. Recuperado el 29 de abril del 2017, de http://eleconomista.com.mx/finanzas-publicas/2017/02/05/11-datos-sobre-envio-remesas-mexico

Debate. (2017). México ofrece a migrantes trabajo en blindar autos. Recuperado el 29 de abril del 2017, de https://www.debate.com.mx/mexico/Mexico-ofrece-a-migrantes-trabajo-en-blindar-autos-20170426-0383.html

El Universal. (2017). Migrantes detenidos en redadas, sin antecedentes. Recuperado el 29 de abril del 2017, de http://www.eluniversal.com.mx/articulo/mundo/2017/04/29/migrantes-detenidos-en-redadas-sin-antecedentes

Expansión. (2017). México condena las deportaciones de ‘dreamer’ y una madre. Recuperado el 29 de abril del 2017, de http://expansion.mx/nacional/2017/04/20/mexico-condena-la-deportacion-de-dreamer-y-madre-migrante-de-eu?internal_source=PLAYLIST

HRW. (2017). Migrantes. Recuperado el 29 de abril del 2017, de https://www.hrw.org/es/topic/migrantes

Notimex. (2017). Unos 585 mil ‘dreamers’ mexicanos están en riesgo de ser deportados. Recuperado el 29 de abril del 2017, de http://www.excelsior.com.mx/nacional/2017/02/14/1146193

Tolama, Jimena. (2017). Un coworking alista plan de retorno para los ‘dreamers’ y start-ups para darles trabajo. Recuperado el 29 de abril del 2017, de http://expansion.mx/emprendedores/2017/03/03/un-coworking-alista-un-plan-de-retorno-para-los-dreamers-mexicanos

Uribe, Mónica. (2017). La migración en retorno es incomprendida. Recuperado el 29 de abril del 2017, de http://eleconomista.com.mx/internacional/2017/01/14/migracion-retorno-incomprendida